Si no conoces cómo funciona el Renting o todavía no estás seguro de por qué deberías contratarlo, aquí te contamos las principales ventajas:

Ahorro financiero

  • La empresa de Renting tiene una capacidad de compra y especialización en la gestión que le permite conseguir ahorros que traslada a sus clientes. Por este motivo, el renting puede suponer hasta un 20% menos de gastos.

Control de costes

  • Un solo proveedor, un único pago mensual y una sola factura agrupa todos los trámites y gastos asociados a la utilización del vehículo.

Ventajas fiscales para autónomos

  • Para autónomos, la cuota de renting sin IVA es un gasto deducible al 100% en el Impuesto de Sociedades o en el IRPF. En cuanto al IVA, la desgravación depende del grado de utilización del vehículo para la actividad profesional: 100% en el caso de vehículos comerciales.

Menos preocupaciones, más tiempo

  • La empresa de Renting realiza todos los trámites y gestiones relacionados con tu vehículo, por lo que ahorras tiempo y preocupaciones.

Centrarte en tu negocio

  • Externalizar una tarea no productiva como es la gestión y control del vehículo o flota de la empresa, permite centrar los recursos humanos y financieros en lo que de verdad es importante en cada empresa.

Liquidez

  • El Renting libera recursos de tesorería para hacer frente a otros gastos o inversiones rentables con menos depreciación que los vehículos.

Menos riesgos

  • Con el Renting no asumes riesgos asociados a la propiedad del vehículo, como son la responsabilidad administrativa (pago de impuestos, etc), la responsabilidad civil, averías imprevistas, y la obsolescencia o la reventa del vehículo al final de su vida útil o si quieres cambiar de coche (buscar comprador, realizar la transferencia del vehículo, conseguir un buen precio, etc).
¿Encontró su respuesta?